10 razones que impiden crecer a tu hotel

Si notas que tu hotel ha dejado de crecer, se ha quedado estancado o ya no funciona como lo hacía en años atrás tal vez estés cometiendo algún pequeño error sin darte cuenta o te falte renovar algunas cosas que cambiarían por completo tu forma de trabajar; sal de dudas y conoce las 10 razones que probablemente están impidiendo crecer a tu hotel.

1 No tienes un software para hoteles

Algo que puede estar frenando el crecimiento de tu hotel, su productividad y su óptima gestión puede ser la falta de un software para hoteles que te ayude a facturar de manera rápida y ordenada, estructurar rápidamente la situación de ocupación o reunir la información relevante para ser más efectivo: los tiempos han cambiado y los hoteles con un software te están comiendo terreno.

2 Los tiempos no van en tu favor

Por la misma razón que te puede estar faltando un software para hoteles que facilite y mejore tu gestión es posible que tus tiempos se estén dilatando ante esta falta de técnicas, ten en cuenta que la agilidad es algo que los clientes suelen agradecer y el uso de recursos informáticos facilitaría esta labor.

3 Las novedades van más rápido que tu negocio

Lo cierto es que no podemos implantar en nuestro negocio cada cosa nueva que sale al mercado o cada tecnología que avance porque sería demasiado, pero sí que resulta positivo el adaptar las novedades paulatinamente y vivir en el tiempo que corresponde, así que debes repasar si tu hotel dispone del servicio, el software o el sistema táctil adecuado para cada situación en la medida de las posibilidades.

4 Tu personal no se ha puesto al día

No todo van a ser máquinas, y es que a veces es más importante contar con un personal puesto al día e invertir en formación que en un exceso de tecnología, así que procura que la plantilla conozca las últimas ofertas de ocio para informar a los clientes o esté al tanto de los software más útiles para tu hotel.

5 Tus redes sociales no tienen la atención suficiente

Hoy en día el éxito de un hotel tiene muchos componentes reales y virtuales, así que tener descuidadas las redes sociales de tu negocio o la reputación online de tu hotel puede ser la causa de esa falta de crecimiento; los clientes buscarán primero la información en internet y debes cuidar ese escaparate tan importante.

6 La oferta de ocio no está renovada

En la vida diaria del hotel también está la clave del éxito, y es que algunos clientes esperan que su alojamiento les proporcione diferentes opciones de ocio o esté preparado para entretener un día de lluvia que no apetece salir a hacer turismo ¿tiene tu hotel un sistema de entretenimiento renovado y atractivo?

7 No has pensado en ser diferente

A veces disponer de un buen hotel en una buena situación geográfica o con un buen tamaño no es suficiente ya que la competencia en la zona puede ser dura o una cuestión de precios te puede hacer caer si no ofreces algo diferente, así que debes pensar en algo original como un espectáculo único o un servicio que solo tenga tu negocio.

8 No has integrado nuevos protocolos

Es posible que tu hotel esté funcionando un poco mal y no sobresalga por encima de los negocios de la competencia porque no has instaurado nuevos protocolos desde hace mucho tiempo y los tuyos ya no son efectivos: prueba a utilizar un software para hoteles, un sistema de organización virtual o un nuevo protocolo centralizado.

9 Te falta algún profesional clave

De la misma forma que son necesarias las renovaciones en cuestión de mobiliario o tecnologías informáticas tu hotel también necesitará algún profesional nuevo que aporte nuevos sistemas o toque terrenos que necesiten un experto acorde con estos tiempos, como la incorporación de un community manager en la plantilla o un diseñador gráfico.

10 Te sobra algún profesional innecesario

Y como efecto contrario por razones muy similares es posible que tu hotel necesite deshacerse de algún puesto que ya no tenga sentido en los tiempos que corren o esté obsoleto, y si es el caso de un profesional al que valoras puedes pensar en formarlo para otras labores o ponerlo al día en las tecnologías reinventándolo en lugar de sustituirlo.