10 errores graves que todo DIRCOM de un hotel debe evitar

A la hora de manejar un hotel el Dircom debe estar pendiente en todo momento de la información tanto externa como interna ya que solamente a través de esta se cimentarán las bases para conseguir que la empresa tenga éxito. Sin esta información será imposible que la empresa sepa cómo actuar ante sus competidores.

Según Joaquín Garralda “antes se decía que en las empresas lo más importante era la estrategia de campaña y luego la comunicación pero ambas van de la mano en la actualidad” por lo tanto la función del Dircom es realmente importante. A través de la comunicación la empresa va a obtener gran parte de sus beneficios pero ha de saber gestionarse.

Los 10 errores más grandes que todo Dircom debe evitar son:

  1. Abusar de las exclusivas: la relación del Dircom con la prensa es muy importante y a la hora de ofrecer alguna exclusiva relacionada con la empresa a algún periodista debe ir con cuidado. Si se excediera ofreciendo exclusivas a un mismo medio puede llegar a provocar malestar y recelo entre los otros periodistas.
  2. Estar desactualizado en cuanto a estrategias y nuevas tecnologías: el Dircom debe estar atento a todas las novedades que vayan surgiendo ya que pueden ser relevantes para su empresa y hay que estar actualizado en cada momento.
  3. No tener una estrategia definida: si no hay un rumbo claro o hay lagunas en cuanto a lo que realmente se pretende conseguir puede llegar a causar inseguridad y descoordinación entre los trabajadores. Hay que tener las ideas claras.
  4. No escuchar a los consumidores de los productos de su empresa: es necesario mantener una relación con los consumidores ya que a través de ellos sabremos los cambios que debemos realizar en nuestros productos para mantener al cliente satisfecho.
  5. La imposición de barreras jerárquicas entre los trabajadores: los trabajadores deben colaborar entre ellos para lograr entre todos el mismo fin. Si se impusieran barrieras jerárquicas entre ellos se podría generar tensión en la empresa.
  6. No saber localizar al público objetivo de los productos de la empresa: a veces los datos recogidos no son del todo correctos y es complicado llegar a encontrar nuestro público objetivo. Hay que ser muy cuidadosos con esta gestión.
  7. No formar al equipo correctamente: si queremos lograr resultados nuestros trabajadores deben estar a la altura y por lo tanto han de estar lo suficientemente instruidos.
  8. No saber motivar a los trabajadores: ha de saber animarlos para luchar todos por el mismo objetivo y no dejar que se vengan abajo. Debe haber empatía con ellos.
  9. Mostrarse ajeno a la empresa: desde el primer momento debe integrarse en la empresa y dar la cara por ella.
  10. Carecer de humildad: si se ha cometido un error hay que ser coherente y reconocerlo.