El poder de las redes sociales no solo ha logrado posicionar marcas, conocer el gusto de las audiencias e incluso consumir contenidos de maneras diferentes. Lo cierto es que estas plataformas que reúnen a millones de usuarios también pueden ser aprovechadas por las empresas de hostelería, pues en ellas se pueden concentrar diferentes puntos de acción al punto de cerrar una oferta de reserva con tan solo pulsar un botón.

Es uno de los aspectos más “conflictivos” en todo establecimiento hotelero que se precie: la gestión de reservas. Y aparte también es un tema de vital importancia, gestionar de forma adecuada la reserva de cada una de las habitaciones en las fechas concretas a petición de los clientes. Te contamos cuáles son los problemas más frecuentes en este sentido…