Dónde no recortar gastos en un hotel

Cerca de un 70% de los hoteles en España no forma parte de una cadena, si no que pertenece a un propietario individual. La gestión, mantenimiento, calidad e imagen de un hotel es una tarea compleja, sobre todo si es una o pocas personas quienes se tiene que encargar de todo. Aunque hay que recortar gastos, hay inversiones imprescindibles que los hoteleros no deben dejar de hacer.

Para evitar agobios con las reservas, overbooking o malos entendidos, muchos propietarios de hotel individuales confían en un software para hoteles que les permite   acceder a los principales canales de ventas, recibir reservas que se organizan de forma automática y todos los datos de los clientes. Este tipo de sofware permite a los hoteleros ganar tiempo y son fáciles de usar. Al simplificar el trabajo de gestión en el hotel, los empresarios no deben renunciar a ello, pues son herramientas que les permitirán ganar tiempo y dinero.

Dónde invertir en mejoras para un hotel

  1. En un software de gestión para el hotel. Como hemos indicado, es una herramienta imprescindible, pues con ella se pueden crear facturas, modificar reservas, añadir pagos, consultar la facturación y, todo ello, desde cualquier lugar y dispositivo móvil. También permite al hotel recibir más reservas directas si el hotelero usa el motor de reservas que proporciona este software. Los profesionales que lo implementan lo integran en la página web del hotel y lo personalizan. En un solo vistazo el hotelero puede ver, entre otros aspectos, las reservas, los comentarios de los huéspedes, la cantidad de personas, el precio total o la suma de pagos.
  2. En calidad y decoración. Otro aspecto en el que los hoteleros individuales no deben escatimar es en ofrecer cada vez una mejor calidad a sus clientes. Se valora mucho la limpieza de habitaciones y baños, que las sábanas sean nuevas y no cuenten con las indeseables “pelotillas”, que la habitación, aunque sea sencilla, cuente con algún objeto de decoración como cuadros o mobiliario, por supuesto, que disponga de aire a condicionado y buena calefacción, según la época del año.
  3. En recursos humanos adecuados. La amabilidad del personal del hotel es fundamental para que logremos captar al cliente que viene por primera vez y se convierta en huésped frecuente. Para trabajar en nuestro hotel debemos seleccionar a personal eficiente, pero sobre todo, con trato amable y que siempre nos muestre una sonrisa.
  4. En servicios adicionales. Si además del alojamiento, ofrecemos a los clientes del hotel la posibilidad de comer un plato típico de la gastronomía de nuestra zona o les recomendamos excursiones organizadas o servicios de bienestar, los clientes quedarás encantados y es muy probable que vuelvan con nosotros.
  5. En redes sociales y posicionamiento web. Una adecuada gestión del marketing online del hotel es imprescindible para dar una buena imagen. Nuestras redes sociales y nuestra web deben estar actualizadas y cuidadas, con ello conseguiremos llegar a muchas más personas, incluso de lugares que están muy lejos de nuestro hotel. Si no podemos gestionarlo nosotros, podemos contratar a un profesional de marketing online.

Estos son los cinco puntos clave donde el propietario de un hotel no debe recortar gastos a pesar de que surjan épocas bajas y disminución de clientes. Suponen una pequeña inversión que a medio y largo plazo será recuperada y superada con creces al mejorar las condiciones para nuestros clientes.